JORGE CANO - TRAPOS SUCIOS

31.01.2014 - 28.03.2014

volver a exposiciones

Inauguración: viernes 31 de Enero, a las 20:00H

 

JORGE CANO, Trapos sucios

Al igual que las aguas estancadas que filmara Tarkovski en Stalker parecían contener todo el lento sedimentar del tiempo [¿lento? ¿sí? ¿es que esta gente no ha visto lo rápido que cambia, por ejemplo, la fisonomía de una ciudad con una breve huelga de servicios de limpieza? ¡¡incluso cuando ésta es boicoteada!!] y casi aguardaban a que alguien las contemplara con la actitud adecuada [¿objetos exhibicionistas? ¡lo último que me quedaba por oír!] a la espera de que éstas desvelaran el relato de su devenir [por su bien que esperaran sentados] y así, en cierto modo, redimieran su pasado de abandono [qué pesadas son las historias de fantasmas], la pintura de Jorge Cano es un intento de redención de algunos espacios olvidados, urbanos ahora, que tienen al tiempo y al azar como únicos administradores. [No, si resultara que la ciudad necesita ahora de redención a través del arte, de otro melindres como James Lord -porque pobre Giacometti, él tampoco se lo merecía- dando cuenta de lo que se pierde como si de un concejal de desperdicios o un Funes metido a contable se tratara… “¡Aquí no se tira nada!”, parece la frase de esos pusilánimes ventanillas. ¿Y yo que no veo ninguna tarea de redención ni nostalgia patrimonial alguna en estas pinturas? Es más, veo más señas de destrucción que otra cosa. Desde luego, voluntad de relatar no veo ninguna. Aunque igual es cosa mía. Lo que sí veo es que este Cano ha sabido percibir bien la forma de proceder del azar y el tiempo en...] ...al tiempo y al azar como únicos... [¡Calla!, que esto no es un diálogo. No recuerdo quién hablaba de generar estrategias de encuentros azarosos -si no Nacho Criado, alguien cercano a él, seguro-, pero me parece que estas pinturas son precisamente eso: espacios acotados de encuentros azarosos. Y, claro, en tanto azarosos, tienen una lógica; vamos: lógica en el sentido de una razón razonante. Y la lógica de estas pinturas es la misma que opera, por ejemplo, en un Puente de Vallecas, casi en crónica construcción, en esos milagrosos solares que todavía se ven por Lucero, en los cientos de edificios en ruinas, dispersos como setas, que en su desmoronamiento forman extrañas figuras, el Manzanares, más que un río, un lienzo en perpetuo movimiento… ¿Acaso no son lógicas poderosísimas todas estas? ¿y no es verdaderamente poderoso tratar de operar con ellas?] ...administradores. [Pobre insulso... No se trata de reproducir la ciudad en un lienzo. ¿Tan difícil resulta de entender? Quizá tampoco lo entienda yo muy bien] ...al tiempo y al azar.

 

 Carlos García Simón