MÁS AL SUR - 1982 / 2012 - 30 Aniversario de la Galería

06.10.2012 - 05.12.2012

volver a exposiciones

MÁS AL SUR es el título de esta exposición, que conmemora el 30 aniversario de la galería. Para ello, no he encontrado mejor regalo para todos que exponer los trabajos que algunas de las artistas de la galería han realizado en Marruecos recientemente.

Los trabajos que presentamos en esta exposición de las artistas Cristina Ataíde, Marta Bernardes, Eva Koch, Gabriela Kraviez, Luz Ángela Lizarazo, Eliana Perinat y Irene Van de Mheen son el fruto de una colaboración de la galería con el Centro de Arte Contemporáneo de Ifitry, en Marruecos.

El Centro de Arte Contemporáneo de Ifitry es un espacio dedicado a la creación contemporánea gestionado por Mostafá Romli y su equipo. El Centro invita a artistas de países distintos a una residencia en el lugar. En un entorno privilegiado, al borde del mar,  y con unos estudios perfectamente acondicionados, Ifitry se convierte en el sitio ideal para trabajar y para intercambiar conocimientos con los demás artistas que allí realizan estudios.

La galería seleccionó a siete artistas con lenguajes completamente diferentes, desde la videocreación, pasando por el dibujo, la fotografía o la instalación. A pesar del corto espacio de tiempo en la residencia, la inmensa energía que aquel bellísimo lugar infundió en las artistas ha generado una producción verdaderamente loable, por la cantidad y calidad de los trabajos allí realizados. Además, se produjo un hecho muy interesante y es el del trasvase de conocimientos, el compartir experiencias e intercambiar pensamientos y dudas. Algunas de estas artistas se han adentrado en maneras de producción diferentes de las habituales en ellas, han utilizado soportes distintos.  Artistas que han venido a Ifitry desde distintas partes del mundo: Bogotá, Copenhagen, Lisboa, Amsterdam, Oporto o Paris.

Verdaderamente la capacidad de atracción que para los artistas ejerce un país con una cultura tan rica como Marruecos es digno de tener en cuenta.

No podemos dejar de hablar de la playa, fuente constante de inspiración para todas, así como de las gentes que por allí paseaban: pescadores, pastores o simplemente habitantes de un lugar solitario.  Una de las cosas que uno aprende nada más llegar a este bellísimo país es saber que nunca se está solo; en el sitio más recóndito y solitario siempre hay una persona que aparece y te acompaña.

Pregunto por el nombre de Ifitry y me explican que Lalla Ifitry era una santa de la región, que vivió como tal pero que al morir no le habían construido un santuario porque allí solo se construyen santuarios a los hombres santos. Romli y todo su equipo quisieron rendir homenaje a esta señora poniendo su nombre a este lugar. Pensé entonces cuán acertada fue la elección de estas siete artistas de la galería.

Magda Bellotti,  octubre 2012.