Cuentos Bárbaros

12.09.2008 - 25.10.2008

volver a exposiciones

Cristóbal Quintero (Sevilla, España. 1974)

Cuentos Bárbaros

 

Al abordar una obra como la de Cristóbal Quintero (Pilas, Sevilla, 1974) resulta imprescindible tratar aunque sea de manera tangencial y a modo de introducción el modo en el que su obra se inscribe en la figuración y de qué manera se inserta en un difuso movimiento de tono narrativo que caracteriza a la escena artística sevillana actual. La pintura de Cristóbal Quintero se inserta en este difuso movimiento “figurativo” o más específicamente narrativo, que recoge toda una serie de estrategias post-pop que intercalan tanto situaciones kitsch como contrastes disparatados e imaginativos, que surge en Sevilla hacia principios de los 2000, y en el que participan jóvenes artistas de muy diversas procedencias y lo que es más importante, no solo desde la pintura, también desde la fotografía, la escultura y el video.

 

Entender que la figuración puede ser no solo pictórica ayuda a comprender algunos aspectos de la pintura de Cristóbal Quintero y también de algunos de sus compañeros pintores: lo figurativo que tiende hacia una calidad narrativa no está determinado exclusivamente por una oposición a una pintura abstracta, sino por un diálogo constructivo con la fotografía de ficción, por una absorción del dibujo y la ilustración como medios de comunicación más inmediata, y por la intención de recrear un mundo imaginario para el que resulta más dúctil la pintura, a la hora de proponer historias que no necesitan asumir el aspecto de verosimilitud (como ocurre con la fotografía).

 

[...] Fuera de ellos se sitúan maneras de representación vinculadas a lo popular, a la ilustración narrativa, al cómic, al cartelismo o a la caricatura, o a otros campos auxiliares como la ilustración publicitaria, y aún más lejos quedan las formulas de una pintura amateur, de maneras esquemáticas e ingenuas. Justamente todos esos aspectos que quedan aparentemente fuera del canon pictórico representativo son las claves iconográficas y de estilo que recoge no sin cierto humor Cristóbal Quintero. [...] Dicho de otro modo, en su forma de tratar las imágenes aflora una voluntad de entrecruzar en lo imaginario la vena de un relato de anécdotas cotidianas, al modo de un diario de “realidad sucia” contemporánea pasada por el tamiz de lo onírico.

 

Extracto de Parece que no está pasando nada, pero  llueve a jarros:

Micro-relatos de bolsillo.

Cristóbal Quintero / Santiago Olmo

 

Marta Bernardes (Porto, Portugal. 1983)

Sin-Título (Sema I)

 

La pieza Sin-Título (Sema I), -sema -  término que designa la unidad mínima de significación posible - es una proposición triple y constituye un pequeño segmento, una isla, de un proyecto más alargado llamado “Escala!”, proyecto en desarrollo y de co-producción Mugatxoan.

 

Escala! (designación de una relación de dimensiones, nombre del tiempo de espera entre vuelos) es un proyecto de un film a la escala de la vida , una película nunca cerrada donde cada plano está pensado para ser tomado a partir de una acción en vivo. Acción que , en la mayoria de los casos, origina también un objeto. Sin título (sema I) es un pequeño poema performático sobre los huecos, sobre intentar rellenarlos, sobre esa misma escuela de intento, sobre el aprendizaje del fracaso, sobre la irresoluble, continua y circular transformación de una solución en una Di-solución.

 

Puede que sea sobre el amor. Puede que al final sea sobre el vacío. No sobre la muerte pero sobre la línea de frontera que esta dibuja y que permite existir.

 

Puede que sea sobre cuidar y sobre resolver problemas, sobre encontrar una metáfora, una victoria. Puede que, al final, sea  solamente sobre una silla que cojea.

 

Lo que soy, al final, es una ilustradora de la dificultad del decir.

 

Marta Bernardes

Madrid 2008