Jorge Cano

Madrid, 1973

Solar: La memoria del vacío

 

 

“las piedras están llenas de entrañas” (Jean Arp) 

Cuando las cosas son útiles sólo responden a necesidades humanas que se han fabricado por la costumbre o por el miedo al aislamiento. Esto siempre viene dirigido por una especie de dictadura de la masa y el agrupamiento y, porque no se sabe por qué al humus y al homo casi siempre les gusta estar en tortilla, donde se bate todo como si fuera lo mismo.

Si pensamos los edificios muestran al exterior la cara más uniforme de sus habitantes, sólo si quitamos estos muros las cosas personales, fotografías, muebles, voces, vacíos y derivas personales comienzan a aparecer como si fueran trozos de un mundo enigmático que hay que reconstruir montando el puzzle, pegando sus piezas y volviendo a extraer una especie de lienzo eterno.

 

Solar no es un descampado

En un tiempo, dentro de las ciudades, cuando los juegos no tenían estructura virtual, el tiempo corría en descampados ajenos al cálculo, y al juicio moral de quien jugaba a tu lado. El número 0 no era el origen de la ganancia, sino el punto de partida de otro día olvidando el anterior. El suelo era irregular y no se calculaba el bote de la pelota. Siempre uno jugaba sin memoria, y si después queda algo de esto esa es la patria para aquellos niños, o sea el lado izquierdo del juego, el que no se controlaba.

El peinado de las máquinas deja un espacio geométrico surcado por el arado urbano, limitado muchas veces por vallas y colindante con un muro que marca el límite de otro espacio habitado por la propiedad.

Jorge Cano encuentra en ese mar calmo, de un orden especulativo, guijarros y trozos de vida olvidada que van conformando las piezas de una nueva vida menos útil, pero con un lado abierto a la ingenuidad perdida.

 

“las piedras son ramas de agua” (Jean Arp)

 Solar es un mar batido por las olas formadas por las máquinas que han decidido destruir lo que ya no es más que viejo, y es el escíbalo de la máquina vecinal que ya no volvió a estar unida nunca más por caprichos del mercado y de la máquina del valor.

Pero en solar aparece, material informe, que tiene la belleza de que no ha sido contado para una felicidad efímera y temporal. Estas piezas poseen en sí una memoria que las va uniendo de manera loca, pero que tiene su propio hacer, esta forma es hacedora de otro discurso, otra vez insuficiente, que marca la imposibilidad de volver a construir una geografía cerrada. El mundo ya no puede ser él mismo. Los meridianos desaparecen y ellas mismas se vuelven a inventar su temporalidad.

 

 La otra orilla (el fresco que se inventa a sí mismo)

 

 Con un siglo de diferencia, las infidelidades dadaístas a lo formal, vuelven a aparecer en esta serie de Jorge Cano inventándose a sí mismas, dejando que los modos del fresco se creen ellos mismos otra vez una patria arrebatada y extraña sin marca de referencia vecinal y sin odios inventados. El otro lado del río marca la diferencia entre la quinta y lo palaciego, pero a su vez declina lo urbano de una forma no imperial.

Esas pequeñas islas de cemento inventan ellas mismas su bandera y buscan otra vez una nueva geografía que aún no está descrita.

 

Texto de Emilio Gómez Barroso

https://jorgecanoenobras.wordpress.com

 

JORGE CANO

Madrid, 1973

 

Exposiciones individuales

2017 SOLAR, Galería Magda Bellotti, Madrid. 

2016 Quiero entrar y no me dejan, quiero salir y no puedo, AlCultura, Puerto de Algeciras (Cádiz). 

2015 Aquí no se tira nada, Palacio Quintanar, Segovia.

Quiero entrar y no me dejan, quiero salir y no puedo, Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván, La Puebla de Cazalla (Sevilla).

2014 Trapos sucios, Galería Magda Bellotti, Madrid.

2011 Mapa de navegación equivocado, Galería Magda Bellotti, Madrid.

2010 Fracasso, Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid.

2006 Paint it Black, Galería Magda Bellotti, Madrid

2004 Ida y vuelta, Cruce, Madrid

 

Exposiciones colectivas

2015 13 jun, La nave, Madrid.

2013 Agotados de esperar el fin, en colaboración con Jesús Alonso, Cruce, Madrid.

Salón refractario Radio Almaina, Bakakai, Granada.

2011 Paralelo 40/41. Real Academia de España en Roma-Galería Magda Bellotti. 

2010 Crucero II. Galería Magda Bellotti, Algeciras.

2009 De repente nada, en colaboración con Alfredo Igualador, La Despernada, Villanueva de la Cañada.

Nada es casual III: Cuerpo de mayor, acción en la obra de teatro de Alberto Jiménez, Cuarta Pared, Madrid. 

Salón Refractario: Honor a Quico Rivas, Cruce, Madrid.

2008 Stand Off ’08. Galería Magda Bellotti, Madrid.

Mostra Internacional Unión Fenosa. Certamen Internacional de Arte Contemporáneo, A Coruña.

2007 PLATA I.  Galería Magda Bellotti, Madrid.

Nada es casual III, acción en la obra de teatro de Alberto Jiménez, Cuarta Pared, Madrid. 

ARCO ’07. Galería Magda Bellotti, Madrid.

ARTESANTANDER ’07. Galería Magda Bellotti, Madrid.

El Hongo, Neilson Gallery, Grazalema (Cádiz)

2006 ARCO ’06. Galería Magda Bellotti, Madrid.

 ARTESANTANDER ’06. Galería Magda Bellotti, Madrid.

2005 Salón del carbón, CNT, La Carbonería, Sevilla.

Homenaje a Sandra Rodríguez, Cruce, Madrid. 

Nada es casual II, intervención en la obra de teatro de Alberto Jiménez, El canto de la cabra, Madrid. 

Bañistas, exposición colectiva con Alfredo Igualador, Mario Martín Crespo, José Aja y Jacobo Gavira, Palacio del Marqués de Albaicín, Noja, Cantabria.

2003 La guerra, Cruce, Madrid. 

2002 Sobre cruces, proyecto con Gianni Ferraro y Ana del Arco, Fundación Municipal de Cultura de Valladolid.

1998 Certamen nacional de pintura de Caja de Madrid

 

Menciones

Artistas seleccionados en la decimoquinta edición de  la "Sala de Exposiciones del Centro de Arte Joven" de la Comunidad de Madrid. 2008.